VAPORIZADORES

 

 

 

 

Descripcion

 

 

¿Qué caracteriza a una subida producida por la vaporización del cannabis? ¿Qué diferencia hay entre una subida generada con un vaporizador y una subida producida al fumar un porro o en pipa? ¿En qué se diferencian los diferentes vaporizadores, que hay en el mercado, en cuanto a la subida que producen? ¿Qué importancia tiene el ajuste de la temperatura en lo que respecta a la calidad y a la naturaleza de la subida generada al vaporizar?

 

Existe un gran debate en torno a estas, y otras, cuestiones relacionadas con la subida producida al consumir cannabis con un vaporizador. Después de leer diferentes conversaciones y discusiones al respecto en Internet, en una serie de sitios web dedicados al cannabis, diría que hay, por lo menos, una cosa en la que casi todos los usuarios del vaporizador están de acuerdo: la subida generada por el vaporizador es mucho “más limpia” que la subida producida al fumar cannabis, ya sea con una pipa de agua, pipa, o en un porro con tabaco. A partir de mis propias experiencias y de los informes de muchos otros usuarios, una subida “limpia” es una subida que te deja más activo y operativo a nivel cognitivo. Se producen menos interrupciones de memoria a corto plazo, no se pierde el hilo tan a menudo cuando se habla de un tema concreto, uno se siente menos desorientado y confundido. Presumiblemente, una de las razones es la ausencia de varias toxinas, que de otra manera se crean con la combustión del cannabis a altas temperaturas. Si el cannabis se calienta a más de 200º C (392º F), se producen algunas sustancias no deseadas.

 

Pero la nitidez de la subida producida al vaporizar, en comparación con las subidas producidas cuando se quema el cannabis, no sólo se explica por la ausencia de algunas toxinas. Una planta de cannabis contiene alrededor de 80 cannabinoides. Además contiene más de 120 terpenos y más de 20 flavonoides, que son los responsables no sólo del aroma característico de una variedad, sino que también influyen de forma importante en la subida. Si queremos entender mejor la naturaleza de las subidas generadas con el vaporizador, primero tenemos que echar un vistazo a los diferentes puntos de ebullición de algunos de los cannabinoides pertinentes. El THC (delta-9-tetrahidrocannabinol), conocido porque te proporciona una subida más cerebral, enérgica, que se sube a la cabeza, se evapora a 157ºC (314,6º F). El CBN (cannabinol, el resultado de la degradación por oxidación) que es sedante y genera una subida que produce una sensación de confusión y desorientación, se evapora a 185º C (365º F). El CDB (cannabidiol), actualmente famoso por su valor médico para diversos fines (como ansiolítico, analgésico, antipsicótico, antiespasmódico, etc.) se evapora a entre 160-180º C. El cannabinoide THCV (tetrahidrocannabivarina), conocido por actuar como un euforizante, además de ser analgésico, se evapora a 220º C (428º F). Para ser breve, voy a dejar las cosas así… pero sabemos que hay otros cannabinoides que influyen en la subida.